¿Qué hemos perdido y qué hemos ganado en estos 30 días? ¿Qué actitud he decidido adoptar en mi confinamiento?

Hasta hace 30 días interactuar con nuestros amigos, compañeros de clase o familia,  asistir bien apretaditos a un partido de futbol o a un concierto, abrirse paso a duras penas hasta alcanzar la barra de un bar, asistir a clase, consultar “el tiempo” en Google para ver si hace frío o si llevo paraguas…, correr para no perder el bus o el tren, quejarme porque el coche que llevo delante no me deja correr, planificar el puente del 1 de Mayo o quedarme en casa viendo una peli o estudiando… eran aspectos “normales” de nuestra vida cotidiana. Cada día elegíamos, “hago esto o lo otro” y no percibíamos algo muy grande, elegir es propio de la LIBERTAD, puedo elegir  porque soy libre, lo cual no significa que siempre acierte en mis elecciones, pero ese es otro tema.

Entonces, desde este OBLIGADO  CONFINAMIENTO ¿no soy libre?

La respuesta es SI, soy libre.

SI, soy libre porque las elecciones se deciden fundamentalmente desde el ejercicio de la inteligencia y la madurez,  y he aceptado y asumido el confinamiento con todas sus consecuencias, libremente, porque soy consciente de que hay un beneficio mayor que excede mis propias preferencias.

SI, soy libre porque la libertad se ejerce, no sólo para mi beneficio personal, sino, fundamentalmente,  enfocada hacia el  BIEN COMÚN.

SI, soy libre porque también en el confinamiento  sigo decidiendo MI ACTITUD. Sólo yo la puedo decidir, eso también es signo de  libertad.

 La actitud muestra la verdadera fortaleza de un ser humano que puede sobreponerse a través de su actitud ante una circunstancia adversa

¿Qué Hemos perdido y qué hemos ganado en estos 30 días? ¿Qué actitud he decidido adoptar en mi confinamiento?

Te dejamos este ejercicio de reflexión, y si quieres nos lo cuentas, así también creamos COMUNIDAD.

También te dejamos este video de Victor Küpper ssobre el valor de la actitud