Hoy sábado 2 de mayo el día más esperado para los amantes del deporte

Durante el confinamiento hemos vistos a los profesionales del deporte en redes sociales y televisión realizando retos increíbles, escaladores  que escalan por los muebles en extrañas posturas, atletas haciendo salto de vallas en el pasillo de su casa con sillas u otros objetos. Nadadores encima de una mesa “nadando” en los diferentes estilos, crol, braza, mariposa y espalda.

Las  instituciones como la Federación Española de Atletismo, lanzaban retos como  el decatlón casero con el marbete «DeCasaThlon».

 

 

POR FIN LLEGÓ EL DÍA

TESTIMONIO DE ALFREDO ALUMNO DE COMERCIO y MARKETING A DISTANCIA

Después de 50 días sin poder salir a correr, estando acostumbrado a hacerlo casi a diario, las ganas y la ilusión me despertaron bien temprano. Tenía miedo, ya que no esperaba estar al 100%. El confinamiento me pilló preparando la maratón de Bostón y el listón estaba muy alto, pero todo es cuestión de volver a empezar. No podría expresar la sensación al sentir el aire en la cara al correr, al volver a sentir las piernas y el corazón acelerándose a medida que avanzaba.  Libertad, eso es lo que siento.  Cuando corro la siento siempre, pero quizá hoy más.

TESTIMONIO DE MARÍA ALUMNA DE COMERCIO INTERNACIONAL PRESENCIAL / DUAL

A mí lo que más me gusta practicar son los deportes en contacto con  la naturaleza principalmente el montañismo, senderismo, sky y el snorkel.

Durante este confinamiento lo único que pude realizar fue MUEVETE EN CASA programa de media hora  de televisión que te hacía ejercitar fuerza y cardio.

Coreografías de aerobic y zumba y mis clases de Pilates que me enviaba el centro donde asisto desde hace dos años,  pero ahora entre cuatro paredes.

Hoy por fin he podido salir, aunque no he podido hacer lo que realmente me gusta. Pero ha sido una inyección de energía positiva en  este día tan radiante que hemos tenido  en Oviedo. Madrugué y realicé Marcha Nórdica en el Monte Naranco,  que se encuentra dentro de la ciudad.  Antes del confinamiento lo que hubiera sido  la última alternativa,  “ir al Naranco”,  hoy fue  lo que soñaba durante toda la semana.

Poco a poco vamos dando pasos hacia la normalidad esperada. Estoy segura que el día que pueda ir a los Picos de Europa será uno de los más felices de mi vida. Valoraré mucho más lo afortunada que soy de poder realizar lo que realmente me gusta, respirar el aire puro, lo olores de los bosques, de las flores, del mar, etc…

               

Picos de Europa Naranjo de Bulnes