El párroco contó con la activa y desinteresada colaboración de profesores y alumnos de Escuela Europea de Oviedo y que en palabras de su directora, Charo Gómez Haces, que también participó en la actividad, `ha sido una experiencia muy especial y forma parte de la formación que imparte la Escuela en áreas como son la ética, la solidaridad y la dimensión social`

En la actividad también participaron personas de los distintos pueblos que valoraron muy positivamente la iniciativa para recuperar su patrimonio artístico, cultural y religioso.

Los voluntarios se sintieron muy a gusto y acogidos por las personas de los distintos pueblos a la vez que sorprendidos por la belleza del paisaje.

Queda pendiente para el próximo verano la Iglesia de Casielles e iniciar las del Concejo de Amieva.